Wiki Dark Souls
Advertisement
Wiki Dark Souls

Dragón Eterno de la Edad de los Antiguos

Los dragones son los seres más antiguos del universo de Dark Souls, y los habitantes originales del mundo. Eran los gobernantes eternos de la Edad Antigua, pero la aparición de la Primera Llama en las profundidades del mundo los llevaría a su inevitable fin.

Descripción

Los dragones eternos eran seres imponentes, con una piel cubierta tanto por escamas de piedra como por pelaje oscuro erizado. Su cabeza lucía dos cuernos rectos y una boca con dos filas de dientes afilados en ambas mandíbulas. Sus espaldas terminaban en una larga y pesada cola y podían volar gracias a sus enormes alas.

Seath el Descamado y el Dragón de piedra prueban que estos seres tenían un razonamiento superior y podían entender el lenguaje de otras especies, pero no se sabe si podían hablar en absoluto.

Lore

No se sabe mucho sobre el mundo durante la Edad Antigua, solo que era amorfo y estaba envuelto en niebla, lleno de riscos grises y árboles gigantescos, mientras que los inmortales dragones tenían dominio sobre la tierra y el mar.

Durante el advenimiento de la Primera Llama, los Señores reclamaron las almas que habían dentro de la llama y desafiaron a los dragones por el dominio del mundo. Durante la guerra, Gwyn, el Señor de la Luz Solar utilizó sus poderosos rayos para despellejar sus escamas pétreas; la Bruja de Izalith y sus Hijas del Caos tejieron enormes tormentas de fuego; Nito, el primero de los muertos desató un miasma de muerte y enfermedad sobre ellos; y Seath el Descamado, quien buscaba las escamas que le otorgaban inmortalidad a los dragones, traicionó a los suyos.

Las secuelas de la guerra dejaron al mundo estéril y sin vida. Pero a pesar de todo esto, los Señores y los humanos reconstruyeron el mundo y trajeron la Era del Fuego, una nueva era que se prolongaría durante miles de años. Aunque los dragones ancestrales parecen estar casi extintos, la raza tiene muchos descendientes.

Trama

Dark Souls

El Dragón Hueco del Burgo de los no muertos es un draco. Los dracos son vistos como imitadores no desarrollados de los dragones, siendo probablemente parientes lejanos. Los wyverns son similares en origen al Dragón Hueco y se los encuentra en el Valle de dragones.

El Dragón boquiabierto de las Profundidades es un deforme y lejano descendiente de los dragones eternos.

En el Lago de la Ceniza, el Dragón de piedra, un descendiente de los dragones ancestrales, inicia al jugador en el pacto Camino del Dragón.

Los dragones no muertos, diseminados por toda la tierra, son cadáveres de los dragones eternos que mantienen una chispa de vida dentro de su forma cadavérica y se los puede encontrar ocasionalmente como minijefes.

Priscilla la Mestiza del Mundo pintado de Ariamis, es el resultado de la cruza entre un dragón y un dios.

Seath el Descamado, el dragón albino, se alió con el Señor Gwyn y se enfrentaron a los dragones. Como premio, recibió el título de duque y un fragmento de una gran alma.

Kalameet, el Dragón Negro puede ser encontrado como jefe opcional en el Bosque Real de Oolacile, siendo uno de los últimos dragones ancestrales.

Dark Souls II

El Dragón guardián enjaulado en el Torreón de Aldia, es una de las creaciones de Aldia, encargado de custodiar el camino que conduce a la Atalaya del dragón.

El Dragón antiguo que reside en el Santuario del dragón, según la Heraldo de Esmeralda, ha observado el mundo durante eones. Sin embargo, la veracidad de esto es dudoso, y es más probable que sea una creación del Señor Aldia y no un dragón superviviente, ya que Aldia intentó recrear a los dragones usando almas de gigantes.

Sinh, el dragón durmiente es similar en apariencia y forma de atacar a Kalameet. Al morir suelta un alma de dragón verdadera, lo que demuestra que es uno de los dragones ancestrales.

Dark Souls III

Los wyverns aparecen en el Castillo de Lothric y el Gran muro de Lothric, mientras que dos Wyverns antiguos residen en el Pico del Archidragón.

Yorshka parece ser una híbrida similar a Priscilla. Tiene marcas en forma de escamas alrededor de los ojos y una cola similar a la de los dragones.

Oceiros era el Rey de Lothric, pero se obsesionó con Seath el Descamado y buscó volverse poderoso al intentar dominar su sangre real. Descubrió la investigación realizada por el viejo Logan, quien a su vez se inspiró en Seath. Al igual que Logan, Oceiros se volvió loco y de alguna manera se transformó en un dragón.

Los miserables que se encuentran en la Mazmorra de Irithyll son un híbrido retorcido de un humano y un dragón que fueron abandonados en la mazmorra para pudrirse, posiblemente debido a que fueron experimentos fallidos.

El Pico del Archidragón es un lugar al que se accede a través del gesto "Camino del dragón". Los enemigos allí son adherentes a la religión del Camino del Dragón, muy probablemente basada en el pacto de Dark Souls. Estos híbridos hombre-serpiente aparecen en diferentes tamaños, empuñando varias armas como hachas con cadena, dagas y lanzas.

El Rey Sin Nombre, primogénito del Señor Gwyn, es mencionado como un dios de la guerra asesino de dragones que sacrificó todo para aliarse con los dragones. Por esta razón fue despojado de su estado deífico y fue removido de la historia como resultado. Cuando se lo encuentra en el Pico del Archidragón, va montado en un dragón de la tormenta conocido como el Rey de la Tormenta.

Midir, el devorador de oscuridad, un descendiente de los archidragones, fue criado por los propios dioses y es uno de los guardianes de La Ciudad Anillada. Debido a su inmortalidad, le fue encomendada la tarea de combatir al Abismo y sus creaciones por toda la eternidad.

Curiosidades

  • La joven Pintora encontrada en la biblioteca del Mundo Pintado de Ariandel también podría ser una híbrida, ya que parece tener escamas en los pies y la cara, aunque no posee una cola.

Galería

Advertisement